Ruta de a lagoa – Fentáns

Itinerario de A Lagoa

Pedra da serpe

42°32’34.90″N / 8°33’8.37″O

Desde Campo Lameiro por PO-221, en dirección a Moraña, en el Alto de Agueiros desvíese por la carretera al parque de Penalba.

Después del cruce anterior, siga 1 Km., y desvíese por la bifurcación a la izquierda (250m.), hasta la muralla del Castro. Y en la Cima del «Coto», mirará una piedra grabada con dos ofidios que parecen estar representados en el momento del apareamiento (Pedra da Serpe).

A Pedra da Serpe se sitúa en la cumbre del castro de Penalba, sobre una grande losa granítica, desde donde se puede ver una grande panorámica de las tierras del río Lérez.
La roca está orientada hacia el oriente y se inclina unos 80º. En ella se representa una forma de serpiente de grand tamaño, aproximadamente 2 metros, aunque hay expertos que postulan que se muestran dos serpientes en el momento del apareamiento.

La serpiente es un motivo muy representado en el arte gallego, y esta es una de sus representaciones más antiguas. El Grupo Galaico de Arte Rupestre está datado entre el tránsito III-II milenio a. de C. pero este grabado se realizaría en los primeros momentos de la cultura castrense, en torno a los. VIII-VII a. de C., como parte integrante de ese depósito castrense.

Pedra da Serpe Detalle da Pedra da Serpe (Castro Penalba)
Vista do Castro de Penalba

Laxe da Rotea de Mendo

42, 338714 / -8,558576

Vuelva a la pista anterior y siga por ella 600-700 m., mirará un sendero a la izquierda que desciende por la ladera del monte y a unos 100 m. se encontrará con una gran losa de granito con ciervos de distintos tamaños, figuras formadas por combinaciones circulares.

Para poder contemplarlos bien hay que colocarse en la parte baja de la roca donde enseguida le va a llamar la atención la figura de un un grand ciervo macho bramando, que constituye una de las mejores representaciones de este animal en los petroglifos gallegos.
Justo de frente se observa un grande ciervo macho bramando, que es, junto a las combinaciones de círculos concéntricos, el motivo que mejor se aprecia. Constituye uno de los mejores y conocidos ejemplares de representación de este animal en el acto de llamar a la hembra, que se cree que podría estar representada en la parte derecha de la roca. Está provisto de grandes cuernos y largo falo que está trazado mediante una única línea.
El ciervo aparece en celo, bramando con la cabeza erguida en dirección a la otra figura, de realización menos cuidada. (Hoy el ciervo tiene dos cabezas debido la que los visitantes tienden a marcar con piedras y otros útiles una cabeza recta, modificando así su grabado).
Además se ven combinaciones de círculos concéntricos, otros cérvidos y un elevado número de trazos, algunos de los cuales podrían corresponder a formas antropomorfas. También hay figuras realizadas en épocas más recientes que parecen representar dos bailarinas y que para algunos investigadores no pertenecerían al Grupo Galaico de Arte Rupestre. El resto de las figuras sí pertenecerían, con una cronología en torno a la transición del III-II milenio a. de C.

 
Calco da Rotea de Mendo
Detalle da Rotea de Mendo
Back to top

Usamos cookies en nuestra Web para mejorar tu experiencia de usuario. Asumimos que estás de acuerdo pero tienes la opción de no aceptar cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar